Saltar al contenido
Échale un vistazo

Quien inventó la brújula que ha revolucionado el mundo

Quien inventó la brújula

Otro de los inventos que han revolucionado el mundo del transporte en cualquiera de los medios, es sin duda el invento o descubrimiento de la brújula. No podemos concebir ninguna acción de volar de una parte a otra, navegar por los mares o partir en expedicción a lugares recónditos del mundo, sin ese pequeño aparatito que nos marca la dirección correcta.

Los elementos de la brújula moderna

Antes de intentar conocer cómo ha sido el invento o descubrimiento de la brújula, ante todo hemos de saber, que la brújula moderna consta de varios elementos: un imán o hierro magnético, una aguja magnética polarizada, los medios para que ésta ponga de manifiesto su propiedad- cómo la flotación o la suspensión-, la rosa de los vientos, móvil con la aguja, son entre otros varios de los elementos principales de la brújula moderna.

La “Piedra”, por excelencia

La piedra imán, era conocida por los antiguos por diversos nombres: piedra de Heraclea o de Hércules, piedra de Lidia, siderita o piedra de hierro, piedra de manganeso y posteriormente conocida como “piedra adamas”, debido a Platón que la confundió con un diamante. También era conocida simplemente por “piedra”, la piedra por excelencia.

Al siglo VII de nuestra era, se remontan los llamados por los chinos carros “indicadores del sur”. Unos carros provistos de unas estatuitas de madera conteniendo una barrita de piedra imantada, las cuales, al girar sobre un perno indicaban con un brazo la posición del Sur, dato que les servía para orientarse.

Ya en la misma época, los chinos tenían conocimiento de la imantación sirviéndose entonces de sus propiedades para orientarse en el mar. Por lo que les correspondería la gloria del invento llamado brújula.

En una obra china del siglo XI, Mung-Khipi-than, se puede leer: “…frotando con una piedra imán una aguja de hierro, ésta adquiere la propiedad de orientarse hacia el Sur, pero inclinándose un poco hacia el Oriente. Si se la deja flotar en agua, no queda nunca fija, sino que oscila constantemente, y si se toca y separa de su posición retorna  a ella rápidamente…”

El invento de la brújula moderna sin certeza

La ausencia de certeza del inventor y también del año en que fue inventada, atribuye también al amalfitano Flavio Giogia su invención. El caso es que a finales del siglo XIV aparecieron y comenzaron a ser usadas las agujas imantadas.

Antes de la aparición de la brújula, los antiguos navegantes se veían obligados a surcar los mares teniendo siempre la costa a la vista utilizando incluso los accidentes como puntos de referencia.

De la famosa rosa de los vientos que lleva marcadas 32 direcciones o rumbos distintos y que va adherida a la aguja magnética girando con ella dentro de una caja, tampoco se sabe a ciencia cierta quién ha sido su inventor, conociéndose tan solo que fue inventada a mediados del siglo XVII.

Entre los veleros antiguos y los modernos buques existe una gran diferencia, pero entre su brújula y rosa de los vientos respecto a las que hoy se emplean no existe una diferencia fundamental, tan solo adaptación a las nuevas tecnologías.

Si te apetece seguir leyendo, también te puede interesar cómo se hizo la primera fotografía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!