Saltar al contenido
Échale un vistazo

El vuelo sin motor, uno de los inventos de la edad moderna

vuelo sin motor-echaleunvistazo.com

 

Uno de los inventos de la edad moderna, es el que más ha evolucionado y cambiado el concepto de transporte, ha sido sin duda el invento de la aviación. Después ha llegado el vuelo sin motor.

En la deriva y las múltiples variables de este como uno de los inventos de la edad moderna, no podemos dejar de repasar una de las variedades de vuelo hoy en día enfocado al deporte, aunque en sus orígenes existían otras aplicaciones más prácticas, como podremos ver.

Que son los planeadores

Los planeadores son aviones sin motor adaptados a las condiciones del vuelo, que al igual que los aviones a motor, constan de alas, cuerpo o fuselaje, timones de dirección y profundidad, un asiento de mando y de un patín  que puede llevar amortiguadores, o no, para aterrizar  en cualquier terreno.

El peso y la colocación del mismo influyen sobremanera en la estabilidad del aparato, por lo que el centro de gravedad comúnmente se coloca en un punto situado a 1/3 de las alas colocándose el piloto en la parte delantera del aparato.

Por su construcción son mucho más ligeros que los aviones, por lo que la carga o peso por m2 de superficie de las alas oscila entre 10 y 20 kgr/m2. Por ese motivo, el planeador puede tener una relación mayor entre la longitud de sus alas y el cuerpo, pudiendo alcanzar ésta 20 a 1 llegando a  alcanzar las alas una longitud considerable  de hasta 18 ó 20 metros.

Las corrientes naturales y la energía del aire en movimiento son su energía, moviéndose dentro de la masa de aire, y si ésta asciende, el planeador asciende con ella, siendo las más favorables las generadas por las variaciones térmicas.

El planeador necesita cierto impulso inicial para elevarse sobre el suelo y sostenerse en el aire. Esta maniobra se llama lanzamiento y se han empleado diversos métodos para ello; al principio se colocaba el aparato en declive y dos grupos de auxiliares tiraban de él mediante cuerdas dispuestas en” V”, hasta que con el impulso alcanzado el aparato se elevaba, desenganchándose las cuerdas de manera automática. Hoy en día se emplean diversos métodos mecánicos para esta maniobra.

Los orígenes del vuelo sin motor

Los orígenes del vuelo sin motor son sin duda debidos a circunstancias singulares, como deporte al principio y convirtiéndose después en un sistema de gran utilidad.

Al final de la I Guerra Mundial (1914-1918), el Tratado de Versalles junto con otros, prohibía a la Alemania vencida en una de las cláusulas, la construcción de aviones de guerra además de la imposición del cierre  y supresión de todas las escuelas de Aeronáutica y de pilotos de aviones.

Los estudios y ensayos practicados por el alemán Otto Lilienthal son la base del vuelo sin motor e incluso la aerodinámica a finales del siglo XIX. Otros investigadores estudian el avión sobre las bases del vuelo sin motor realizando vuelos de planeo; así es como los hermanos Wright alcanzan su renombrado éxito.

Después de muchos vuelos y prácticas en lugares favorables para este deporte, en el año 1920 se celebró el primer concurso de vuelo sin motor donde uno de los participantes en el mismo, Klemperer, logró mantenerse en el aire durante 2 minutos  y 22 segundos durante los que recorrió una distancia de 1800 metros.

Si te apetece seguir leyendo, tal vez pueden interesarte también otros inventos de la edad modernacómo se hizo el primer paracaídas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!